Alrededor de un millar de alumnos se informan sobre bullying

Alrededor de un millar de alumnos de la provincia de Ávila participarán durante los meses de octubre a diciembre en las charlas que se impartirán dentro del proyecto ‘Bullying y ciberbullying’ que organiza la Federación Provincial de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Centros Públicos de Ávila (Fampa) en colaboración con la Diputación Provincial de Ávila, dentro de las actividades que desarrollan conjuntamente ambas entidades desde hace años.
Esta iniciativa, dirigida a centros públicos de la provincia cuyas Ampas pertenecen a la mencionada federación, están enfocadas tanto a alumnos como al profesorado. Con ellas, según explica desde la Fampa, se busca informar tanto al alumnado como al profesorado en qué consiste el acoso escolar (bullying) y el acoso en red (ciberbullying). Al mismo tiempo, se trata de fomentar el compañerismo y el respeto entre el alumnado, así como aumentar el conocimiento sobre las redes sociales fomentando con ello su uso adecuado y responsable.
Entre los objetivos también se busca que el alumnado se dé cuenta de que algunas de las prácticas que llevan a cabo a través de las redes sociales con respecto a otros compañeros pueden ser constitutivas de delito de acoso. A su vez, se trata de dotar a los alumnos y alumnas participantes de las herramientas y conocimientos necesarios para prevenir, detectar y denunciar situaciones de bullying tanto de manera presencial como, principalmente, a través de las redes sociales. Por último, se proporciona al profesorado información relativa a la detección y actuación ante situaciones de acoso en el alumnado.
Este proyecto de la Fampa, que ya tiene un recorrido en centros educativos de la capital abulense, se desarrolla por primera vez este año en colegios de la provincia, y el objetivo es que pueda continuar en próximos ejercicios. Hasta la fecha se habían abordado otros asuntos en el marco de este convenio con la Diputación, pero dado el calado social que está alcanzando esta problemática, se ha decidido trasladar la experiencia a la provincia. En este primer año se han escogido siete centros de distintas características: alguno de los centros más grandes de la provincia, otros en los que se imparta 1º y 2º de la ESO, uno que tenga una matrícula media y, finalmente, dos CRA. Con ello buscan que se pueda llegar a todos los niños, indistintamente del centro en el que cursen sus estudios. Los centros seleccionados en este curso son el Toros de Guisando, de El Tiemblo; Los Arevacos, de Arévalo; el Moreno Espinosa, de Cebreros; el Santa Teresa de Jesús, de El Barraco, y los CRA Ulaca, de Solosancho; Valle Amblés, de Muñogalindo, La Colilla y La Serrada; y Fuente Adaja, de Muñana. Durante el mes de noviembre ya se han estado impartiendo las charlas en algunos de ellos y en los que resta tendrán lugar en el próximo mes de diciembre.
Durante las charlas informativas en el aula, impartidas por profesionales especialistas en la materia, se hace hincapié en orientar al profesorado sobre cómo trabajar este tema con sus alumnos, para que pueda continuar esa formación a lo largo del curso en las diferentes aulas. Y cuanto a los alumnos se está llegando a estudiantes desde 3º de Primaria hasta 2º de la ESO, ya que se ha detectado que son problemas que cada vez se empiezan a vislumbrar a edades más tempranas. En todo momento se trabaja desde la perspectiva de género, diferenciando como el acoso lo ejercen y sufren de manera diferente chico y chicas (quién lo ejerce más, quién lo sufre más, qué estrategias de acoso utilizan ellos, qué estrategias de acoso utilizan ellas, cómo reacciones en función del género…)
Según recalcan desde la Fampa, para lograr los objetivos en la mayor medida posible, «es necesario llevar a cabo una metodología dinámica, donde las personas destinatarias intervengan, participen y muestren sus ideas, percepciones, dudas, sugerencias y curiosidades referentes al tema tratado». Así, aunque las sesiones están programadas para una hora, en muchas ocasiones se están extendiendo durante más tiempo, dado el grado de participación de los alumnos. A su vez, las charlas están abiertas a cualquier tema o aspecto que se quiera tratar, siempre y cuando esté relacionado con la temática que ocupa.