Alucinaciones invertidas: qué son y por qué se acentúan con la tecnología

Salís de tu casa rumbo al trabajo pero, cuando llegás, no te acordás nada del trayecto. Te disponés a almorzar frente a la computadora y, al mirar el plato, notás que está vacío y te preguntás en qué momento te comiste su contenido. Si alguna vez experimentaste algo así entonces sufriste lo que los psicólogos llaman una “alucinación invertida”.

De acuerdo a la explicación de los expertos, esto se da cuando la persona no se da cuenta de algo que sí existe, como cruzar la calle y, de repente, darte cuenta que viene un auto a toda velocidad.

En los tiempos que corren, los celulares tienen una gran responsabilidad en estas manifestaciones, ya que muchas personas realizan sus actividades sin realmente tener conciencia de lo que están haciendo o inclusive del mundo que los rodea.

Celulares

Lo que quiere decir que, al estar conectados con lo que sucede en nuestro smartphone, seguimos funcionando en “modo automático” sin prestar atención real a lo que sucede. Por eso estas situaciones se dan más cuando llevamos a cabo acciones rutinarias, que ya realizamos de memoria.

La Universidad de Derby, en Reino Unido, realizó un estudio vinculado a las  alucinaciones invertidas y reveló que están causando graves problemas de salud mental.

“Nuestro trabajo ha identificado una nueva condición psicológica adversa que involucra tener conciencia limitada de lo que está ocurriendo en tiempo real”, explicó William Van Gordon, autor del estudio y profesor de Psicología Contemplativa de la Universidad de Derby, a Today.

De acuerdo a los resultados de esta investigación, las alucinaciones invertidas “no solo frenan el potencial humano y la calidad de vida, sino que también representan un riesgo para el bienestar de la población en todo el mundo”.

Según los expertos, este problema aumenta la susceptibilidad a otras condiciones de salud nocivas, por ejemplo, la obesidad y la adicción a las redes sociales.

A su vez, alertan de que estas alucinaciones podrían tener efectos sociales, llevando a que los afectados se aíslen cada vez más y se interesen menos en el contacto con otras personas. Algo que en casos extremos podría derivar en el Síndrome de Hikikomori, que ya cuenta con casos en nuestro país.

En cuanto a las posibles causas de este fenómeno, las redes sociales parecen ser las principales culpables“Frenar esa tendencia a la distracción a que la mente deambule requiere entrenamiento, apoyo y un cambio de estilo de vida y no es algo que se pueda arreglar de forma rápida”, asegura Van Gordon.

(Russell Boyce/Reuters)

Van Gordon advierte que un individuo con esta condición tiene niveles muy restringidos de conciencia de sí mismo, de capacidad de introspección y tiene un entendimiento difuso y distorsionado de la realidad.

Para sorpresa de muchos, el autor del estudio revela que la mayoría de las personas experimentan este estado en algún momento.

El psicólogo hizo también hincapié en que los estilos de vida modernos y el uso más extendido de la tecnología incrementan el riesgo de caer en esta condición.

“Cada vez estamos siendo más atraídos hacia afuera de nosotros mismos y nuestra investigación muestra que eso puede tener consecuencias de salud negativas, incluyendo problemas de salud mental”, describió.

Van Gordon, quien fue monje budista en su pasado, se ha dedicado a alertar a la población sobre este problema y se especializó en la práctica y el estudio del Mindfulness, una técnica que busca traer la mente al presente, enfocándose en el aquí y el ahora; y explica que las alucinaciones invertidas son provocadas por el proceso inverso, que él llama Mindlessness (distracción).