Cuidado con el uso desmedido de la tecnología

Especialistas se pronuncian retrasar el uso de celular y tablet en niñas, niños y adolescentes y desconectar servicios de Internet mientras no está en uso

Estrés, ansiedad, insomnio, adicción e, incluso, afectación a nivel de la memoria son algunos efectos negativos que conlleva el uso desmedido de la tecnología; especialistas se pronuncian retrasar el uso de celular y tablet en niñas, niños y adolescentes y desconectar servicios de Internet mientras no está en uso.

El uso mesurado de las tecnologías contribuye a prevenir afecciones a mediano y largo plazos, indicó la Neuróloga adscrita al Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, doctora María Ingrid Alanís Guevara.

Te puede interesar:

Señaló que es importante no dormir junto a los teléfonos móviles y también apagar la televisión y las computadoras a fin de conciliar un sueño profundo y que disminuya en el periodo nocturno la actividad cerebral para poder lograr el descanso.

“Hay una tendencia a presentar manifestaciones adictivas, estamos hablando de compulsiones. Cuanto más joven les dan los papás el celular, la adicción es mayor, hay presiones de grupos en redes sociales y aislamiento familiar”.

La doctora explicó que existen estudios concretos en donde se habla de que hoy en día las personas dedican por lo menos siete horas diarias al uso del celular, incluyendo servicios de mensajería, esto puede repercutir no sólo en las relaciones sociales del individuo, sino también en su desempeño en otras esferas como es el ámbito laboral.

Estrés, ansiedad, insomnio, adicción e, incluso, afectación a nivel de la memoria son algunos efectos negativos que conlleva el uso desmedido de la tecnología; especialistas se pronuncian retrasar el uso de celular y tablet en niñas, niños y adolescentes y desconectar servicios de Internet mientras no está en uso.

El uso mesurado de las tecnologías contribuye a prevenir afecciones a mediano y largo plazos, indicó la Neuróloga adscrita al Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, doctora María Ingrid Alanís Guevara.

Te puede interesar:

Señaló que es importante no dormir junto a los teléfonos móviles y también apagar la televisión y las computadoras a fin de conciliar un sueño profundo y que disminuya en el periodo nocturno la actividad cerebral para poder lograr el descanso.

“Hay una tendencia a presentar manifestaciones adictivas, estamos hablando de compulsiones. Cuanto más joven les dan los papás el celular, la adicción es mayor, hay presiones de grupos en redes sociales y aislamiento familiar”.

La doctora explicó que existen estudios concretos en donde se habla de que hoy en día las personas dedican por lo menos siete horas diarias al uso del celular, incluyendo servicios de mensajería, esto puede repercutir no sólo en las relaciones sociales del individuo, sino también en su desempeño en otras esferas como es el ámbito laboral.