Eres adicto a Facebook por estas siete razones y así es como debes aplicarlo a tu plan de marketing

Facebook

El “condicionamiento operante”, este principio científico en el que se entablan recompensas variables, descubierto por BF Skinner (escuela de conductismo) en 1930 es desde hace décadas el secreto con el que se han diseñado aplicaciones así como plataformas sociales que nos mantienen de manera adictiva al pendiente de ellas.

Durante 1972 se lanzó la primer aplicación, la cual fue construida por Ray Tomilson y que actualmente es utilizada por 4.3 mil millones de personas con interacciones de 269 mil millones de mensajes a diario; el correo electrónico es considerado como el primer ejemplo de tecnología adictiva.

La fórmula para enganchar es sencilla, de acuerdo con el sitio de Jeff Bullas, la mayoría de los correos son aburridos, de negocios o trabajo, y de vez en cuando, nos encontramos con un mail tentador que nos hace regresar por más. Eso es una recompensa variable, una de las tácticas con las que Facebook crea adicción.

Según el portal de Bullas, las redes sociales, si bien no son diferentes, no obstante han evolucionado; incluso, la adicción y mantener enganchado está diseñado “en” muchas plataformas y aplicaciones. Porque las aplicaciones que ganan no son aquellas que son las mejores, sino las que producen mayor adicción.

Los usuarios gastan un promedio de 50 minutos al día únicamente en Facebook. De igual forma, la construcción de hábitos ha sido clave, los cambios de comportamiento, el científico del comportamiento BJ Foog, declaró en una revista que la “Retórica” de Aristóteles, un tratado sobre el arte de la persuasión, se va a implementar en la tecnología, tal y como sucede de forma suave y penetrante.

De tal modo que los pequeños hábitos simples como revisar en Facebook cuántos likes tiene una fotografía o publicación, derivan en una costumbre, ¡ojo! Usar Instagram ahora es un hábito.

A su vez, investigaciones de Sang Pill refieren que las aplicaciones sociales móviles fomentan más dependencia que algunos enervantes según diversos estudios. Por lo que a continuación te mostramos cómo es que Facebook crea adicción:

1. Validación.

Como generadores humanos y colaboradores, el portal de Jeff Bullas indica que, todas las personas sienten la necesidad de que las creaciones sean validadas. La cuantificación cuantitativa de la atención que aparece en la parte inferior de cada publicación de la red social es un perfecto enganche, con pocos “me gusta” el sentimiento es de que a nadie le importa lo que subimos; por el contrario, si se consigue un número elevado la sensación es increíble.

Los últimos desarrollos muestran la transmisión de corazones y likes que en inicio estaban incorporados en Periscope, pero que ahora aparecen en la red social. El estallido visual está programado para llamar la atención, no es un accidente.

2. Recompensa variable.

Al sumergirte en el feed de Facebook, se revelan diversas piezas de contenido y revelaciones que nos mantienen enganchados, algunos son aburridos, otros son llamativos. La constante respuesta que es la cuantificación numérica del éxito del contenido es como un medicamento.

3. Miedo a perderse.

Todos deseamos ser parte del espectáculo y el miedo a perderse es auténtico. Esto, según el portal se abrevia a veces como “FOMO”. La curiosidad es una condición humana que nos mantiene al pendiente haciendo clic en el ícono de la pequeña aplicación.

4. Sonidos.

El timbre que emite el teléfono para alertar las notificaciones es una acción que la mayoría de los consumidores controlan; sin embargo, el sonido del messenger de Facebook que sucede al intercambiar mensajes privados genera aún más anticipador, es adictivo.

De nueva cuenta, esto no es una casualidad, incluso aparece como un efecto visual en los mensajes de texto y SMS. Esos pequeños puntos en movimiento revelan que alguien está escribiendo en el otro extremo, otra táctica que nos mantiene pegados a las pantallas.

5. Vibración.

Los smartphones también proporcionan alertas cuando se está en modo silencioso, nos referimos a las vibraciones; esta acción resulta tentadora cuando a alguien le gusta, comenta o deja un mensaje en tus redes sociales es una tentación constante.

6. Conexión.

En una reciente conferencia de mercadotecnia en redes sociales, refiere el sitio, estar conectado a una comunidad mundial es parte de la atracción de redes sociales ya que nos permite conectarnos en línea y luego reunirnos en persona más tarde.

La capacidad de encontrar a otras personas apasionadas alrededor del planeta y unirse a una “tribu de la pasión” global es convincente, y adictiva.

7 Inversión.

Una de las razones por las que se usa Facebook es para dejar rastro de las actividades diarias y atípicas tanto en palabras como en imágenes, esto representa una inversión, de tiempo y de dinero también, el uso de datos da fe de ello.

Sin embargo, la mayor inversión, por encima del tiempo, es emocional. ¿Entonces, cómo aplicarlo a tu estrategia de marketing?.

El portal de Bullas se remite al libro “Enganchado: Cómo construir productos que formen hábitos” Nir Eval revela el modelo para crear conexión entre una mercancía y los consumidores. Los productos que ganan son los que nos enganchan.

A continuación se explica cómo es que Pinterest te mantiene atento, se trata de un modelo de cuatro pasos para mantener a sus potenciales clientes comprometidos.

1. Crea desencadenantes internos y externos que llevan a las personas a tu producto.

2. Hacer que inicien sesión o suscribirse a tus recursos o producto.

3. Proporcionar una recompensa variable que se conecta a la tribu, proporcionar recursos y permitir el dominio personal.

4. Permitir la construcción de una inversión que proporcione más factores desencadenantes para que regresen.

>> ESTÁS A UN CLIC DE CONSULTAR CONTENIDO PREMIUM DE MERCA20.COM <<