Grooming, pornografía infantil y promoción y facilitación de la prostitución, peligros que corren nuestros niños

22/01/2018

El avance de la tecnología y la constante manipulación de teléfonos inteligentes y aparatos para navegar en internet dejan expuestos a los menores para ser víctimas de los nuevos delitos cibernéticos. El Grooming, la pornografía infantil y la promoción y facilitación de la prostitución son algunos de los riesgos.

Desde la División Trata de Personas —dependiente de la Dirección General de Investigaciones— reveló a EL LIBERAL que durante el 2017 se ha intervenido en diferentes casos donde los menores son víctimas de  mentes perversas, ocultas detrás de la red.

Según indicaron las fuentes, en el 2017 se realizaron averiguaciones sobre distintos casos de grooming, en donde se logró apresar a varias personas, entre ellas salteños y cordobeses que desde la clandestinidad y la distancia cometían los delitos.

Entre los casos de grooming más resonantes se encuentra el caso donde adolescentes eran contactadas por Facebook por una supuesta dueña de una agencia de modelos que les exigía que envíen fotos íntimas y luego las extorsionaban con viralizarlas.

Por ese caso, los investigadores viajaron hasta Córdoba donde apresaron a un sujeto de apellido Romero.

 También durante el pasado año se trabajó sobre una causa de promoción y facilitación de la prostitución, donde se logró apresar a Marcelo Quiñones, residente en la ciudad de Quimilií. Éste era un remisero que pactaba encuentros sexuales entre adolescentes y viajantes.

Desde la División también revelaron que intervinieron en casos de abuso sexual como fue el del menor del Bº General Paz que fue accedido vía anal con un hierro  mientras caminaba a su casa. Los efectivos allí apresaron a un vecino de la víctima.

Para evitar que nuestros hijos —niños o adolescentes— sean víctimas de desconocidos y atraviesen dichas situaciones se debe tener en cuenta que en los perfiles de sus redes sociales nunca publiques información personal, por ejemplo, tu nombre completo, domicilio, número telefónico, o el de otras personas que tú conozcas ni compartas fotos de tus familiares o amigas y amigos, o cualquier información tuya de manera pública.

Además se debe limitar el acceso a tu información sólo a las personas más cercanas, no usar las redes para conocer gente ya que puede ser muy peligroso. No deben hablar con personas extrañas en internet, ya que puede tener graves consecuencias, porque algunas mienten y pueden hacerse pasar por niñas o niños cuando en realidad son personas adultas, nunca se puede saber con quién estás tratando.

No se debe confiar en todo lo que les cuenten las personas que conoces en los chats; puede ser que no tengan buenas intenciones e inventen situaciones que no son reales, solo para llamar la atención.

También deben desconfiar de anuncios o personas que ofrecen trabajos muy atractivos, principalmente si el mismo es fuera de la ciudad donde vives, más aún si piden fotografías en traje de baño o con poca ropa.

Por último, indicaron que si reciben mensajes en los que busquen seducirte, ilusionarte, amenazarte, chantajearte, intimidarte, o con la promesa de regalarte cosas que te gustan, deben hablar con una persona de confianza, de preferencia con padres o profesoras o profesores.