La receta para combatir la adicción de niños y adolescentes a las nuevas tecnologías

Los farmacéuticos inician una campaña  para alertar sobre la adicción a las Nuevas Tecnologías en niños y adolescentes, enmarcada dentro de la iniciativa EXXITO del programa HazFarma, en colaboración con Laboratorios Cinfa.

Vidas Insuperables

Si tiene un hijo que duerme poco, descuida sus relaciones y los estudios, presenta drásticos cambios de humor y pierde la noción del tiempo cuando está delante de un videojuego, probablemente tenga un problema de adicción a las nuevas tecnologías.

Fuente: Consejo General de Farmacéuticos.

Para abordar estas nuevas patologías, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha iniciado una campaña sanitaria desde las farmacias comunitarias para alertar sobre el problema de la adicción a las Nuevas Tecnologías en niños y jóvenes.

Una iniciativa de educación sanitaria enmarcada dentro de la iniciativa “EXXITO: niños, jóvenes y farmacia comunitaria – abordaje de las enfermedades más actuales”, que cuenta con la colaboración de Laboratorios Cinfa.

Según apuntan diversos estudios, existe una alta prevalencia entre los adolescentes de problemas asociados al mal uso de los dispositivos electrónicos, de aplicaciones, videojuegos, de las redes sociales e Internet. Por ello, desde la Organización Farmacéutica Colegial se ha puesto en marcha esta campaña sanitaria orientada a la educación, prevención y detección de la adicción a las Nuevas Tecnologías.

Entre las señales de alarma cabe destacar las siguientes:

  • Privación de sueño (<5 horas) y tiempos de conexión anormalmente altos. Se duerme menos por no dejar de jugar, estar conectado a redes sociales, etc.
  • Descuido de otras actividades importantes, como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio o el cuidado de la salud.
  • Pensar en las nuevas tecnologías constantemente.
  • Presentar ansiedad o cambios bruscos de humor cuando no se está conectado o cuando la conexión falla o resulta muy lenta.
  • Intentar limitar el tiempo de conexión sin conseguirlo.
  • Perder la noción del tiempo cuando se está haciendo uso de las nuevas tecnologías o mentir sobre el tiempo real que se está conectado.
  • Sentir una euforia y activación anómalas cuando se está haciendo uso de las nuevas tecnologías.

Los materiales elaborados para la campaña ponen énfasis en que las nuevas tecnologías no son perjudiciales en sí mismas, sino que lo perjudicial es el abuso que se puede llegar a hacer de ellas. En este sentido, se apuesta por un fomento del uso saludable de las Nuevas Tecnologías con una serie de estrategias y recomendaciones.

Fomento del uso saludable de las Nuevas Tecnologías

Los padres deben ser un modelo de uso responsable.

  • Es imprescindible dar ejemplo para evitar un uso excesivo en jóvenes y adolescentes, por tanto, es necesario que los padres también dejen o rebajen considerablemente el uso de las Nuevas Tecnologías.

Establecer un horario de uso.

  • Es aconsejable elaborar un calendario donde se ponga de manifiesto el tiempo disponible para hacer uso de las TIC.
  • Es beneficioso programar cuándo se va a interrumpir el uso de la TIC, para controlar la impulsividad.
  • Por último, no se debe hacer uso de ningún dispositivo por la noche, con el fin de establecer un buen patrón de sueño.

Especificar qué se va a hacer antes.

  • Para evitar un uso sin objetivo, se recomienda especificar antes qué páginas se van a consultar en Internet, a qué videojuego se pretende jugar o qué aplicaciones o redes sociales se quieren utilizar.

No permitir el uso de las Nuevas Tecnologías en el dormitorio.

  • Se controla el tiempo que se está haciendo uso.
  • Se controla el contenido de lo que los jóvenes y adolescentes ven o juegan.
  • Se previenen problemas de acoso en Internet o en redes sociales.
  • Se evita el aislamiento.