Las asistencias por adicciones suben un 7% en València durante la pandemia

El número de atenciones por adicciones en el servicio de información de Proyecto Hombre aumentó un 7% en el centro de día de València y un 33% en el de Ontinyent solicitando información y ayuda durante el confinamiento.

Fuentes de la organización han informado de que entre marzo y junio 343 personas han continuado el tratamiento de forma telemática por parte de la Fundación Arzobispo Miguel Roca – Proyecto Hombre. Se ha mantenido comunicación con 247 familias.

Además, 22 personas han pasado este periodo en la comunidad terapéutica, tres en la vivienda de integración y se ha mantenido  el contacto telefónico diario con las 48 personas de la Comunidad Terapéutica del Centro Penitenciario de Picassent.

Del mismo modo, un 90% de las personas atendidas continuó su tratamiento y respetó el confinamiento.

En cuanto a la memoria del 2019, la entidad ha hecho balance de lo realizado y ha destacado la cifra de 1382 personas que han demandado atención o asesoramiento, habiendo iniciado tratamiento un total de 931 personas y 594 familias  en los Centros de Día de València, Gandia y Ontinyent, en el Área de Prevención, las Comunidades Terapéuticas de València y la Comunidad Terapéutica Intrapenitenciaria situada en el Módulo I del Establecimiento Penitenciario ‘Antonio Asunción’ de Picassent.

Además, los responsables de Proyecto Hombre han destacado que se ha incrementado en un 15 % la demanda de tratamiento en  personas jóvenes y adolescentes respecto al año anterior, la mayoría de ellos por problemas con el consumo de cannabis.

Como en ejercicios anteriores las sustancias de mayor consumo, siguen siendo la cocaína 42%, cocaína y alcohol un 18%, el alcohol 16% y el cannabis 11%. El consumo de alcohol suele estar presente en la mayoría de las adicciones, aunque no se perciba como problemático.

Eb cuanto al perfil de los asistentes, se mantiene el de otros años: en adultos, hombre de origen español (85 %), con una edad media de 39 años, consumidor de cocaína, soltero y en paro. En cuanto a las personas jóvenes, el perfil mayoritario es el de hombre de origen español (80%), con una media de edad de 18 años, consumidor de cannabis, soltero y estudiando.

En lo referente al género, las mujeres continúan teniendo mayores dificultades para acceder a tratamiento, siendo solo un 16% del total de personas atendidas y llegan más tarde al tratamiento, con una edad media de 41 años. En este sentido, los responsables de la entidad consideran necesario continuar introduciendo medidas que faciliten el acceso de las mujeres a tratamiento y su adherencia al mismo.

El director de Proyecto Hombre, Vicent Andrés, ha destacado “la importante labor del Programa de Prevención Selectiva e Indicada que ofrece alternativas de asistencia dirigidas exclusivamente a jóvenes y adolescentes, ya que los datos aportan un incremento del 15% más de jóvenes y adolescentes con sus familias que comienzan tratamiento, respecto al ejercicio anterior”.

Además, Andrés ha recordado, como en años anteriores que “la percepción de riesgo de consumo de cannabis es muy baja, refiriéndose en muchas ocasiones como un consumo no problemático”.

Ludopatía y nuevas tecmologías

También en la población adolescente, desde Proyecto Hombre, se aprecia un aumento considerable y preocupante en el número de personas asistidas a causa de adicciones comportamentales (móvil, Internet, redes sociales, juegos en línea, videojuegos). Un 7% de este perfil de paciente ha tenido problemas con las nuevas tecnologías.

La Entidad está tratando también en los últimos dos años un número relevante  de personas con problemas con las apuestas deportivas y sobre todo, con consumos abusivos de cannabis sintético (un 11 % de las personas atendidas en el programa).

Por ludopatía en el 2018 se trató a 24 personas (3,24 % del total de personas) y en el 2019 fueron 26 (3,38 %).

“Somos conscientes de que como adicción secundaria en bastantes casos hay una ludopatía asociada; los jóvenes en muchos casos se inician con pequeñas apuestas deportivas que hacen en grupo y nos preocupa su fácil accesibilidad y las grandes campañas de publicidad que despliegan; la prevención sigue estancada y debería redoblarse las acciones preventivas y desarrollar controles y restricciones a la publicidad de las apuestas  deportivas y el acceso a esos juegos.

En el área de prevención se destaca como novedoso este año el incremento de un 12% en acciones de prevención en el ámbito laboral. También en las empresas se  puede prevenir el consumo de sustancias y evitar las consecuencias en la salud de los trabajadores y en el clima laboral.

Dentro del trabajo de inserción social en personas privadas de libertad se  destaca que 60 personas, por encontrarse en tratamiento, se han beneficiado de medidas penales o penitenciarias que han facilitado.