Las nuevas tecnologías también pueden ser “hiperpositivas” para los menores

Madrid, 10 jul (EFE).- Las nuevas tecnologías y el uso de las redes sociales pueden crear “muchos problemas” a los niños y adolescentes pero también son herramientas “hiperpositivas” que les ayudan a prevenir enfermedades como la obesidad o a detectarles problemas de salud mental.

Así lo expondrán numerosos expertos en las próximas Jornadas Científicas de la Fundación Alicia Koplowitz que en esta ocasión abordarán -los próximos 24 y 25 de octubre en Madrid- el impacto de las redes sociales y las nuevas tecnologías de la información en la salud mental infanto-juvenil.

La doctora en Medicina y coordinadora científica de la Fundación, Concepción Guisasola, ha incidido, en la rueda de prensa de presentación de esta jornadas, en los problemas de “abuso y mal uso” que hacen los menores -también los adultos- de las nuevas tecnologías y las redes sociales, tanto que pueden convertirse en una adicción.

Esa adicción también puede conllevar, entre otros, desde fracaso escolar hasta problemas de obesidad infantil ya que los niños “no dan patadas al balón” sino que van corriendo a casa para “encerrarse y conectarse”.

“La adicción tiene los mismos síntomas que la de las sustancias porque lo que requieren tratamiento”, ha señalado Guisasola, quien ha mencionado términos como FOMO -fobia a no estar constantemente conectado- o nomofobia -miedo a salir de casa sin el teléfono móvil-.

Otra de las consecuencias del mal uso de las nuevas tecnologías es el ciberbullying.

“El uso de las redes y la realidad virtual es un tema de actualidad que crea muchísimos problemas pero que desde la Fundación Koplowitz se le quiso dar la versión hiperpositva de su uso para la salud mental de nuestros jóvenes”, ha dicho la experta.

De esta forma, Guisasola ha explicado que las nuevas tecnologías tienen “muchísimas ventajas” que, entre otras cosas, permiten a través de aplicaciones informáticas tanto un diagnóstico precoz de problemas de salud mental en los menores -que afectan a un 20 %- como el tratamiento de muchas de estas patologías.

En este sentido, la experta ha indicado que el 70 % de las patologías mentales de los adultos aparecen durante la infancia y la adolescencia, con lo que si se pueden prevenir, se ayuda no solo al niño y a sus padres, también al resto de la sociedad.

Este tipo de aplicaciones, que se están implantando de forma progresiva en España, también ayudan a prevenir la obesidad infantil de una forma lúdica.

Entre las ventajas de estas nuevas tecnologías se encuentran las de llegar más fácilmente a los niños porque hay determinadas aplicaciones que son juegos, además, en ocasiones, ha añadido la pediatra, a los niños les causa un trauma acudir a la consulta y con estas herramientas pueden hacer un seguimiento de forma telemática. EFE