Los hombres son más adictos a los videojuegos que las mujeres, según la ciencia: este es el motivo

El hecho de que los hombres sean más adictos a los videojuegos que las mujeres está confirmado por numerosas encuestas realizadas a nivel global. Según una investigación del Pew Research Center publicada recientemente, el 41% de los hombres adolescentes pasan mucho tiempo jugando a videojuegos frente al solo 11% de las mujeres adolescentes, quienes prefieren otras actividades de ocio y recreativas.

La adicción a los videojuegos se trata de un trastorno –asociado a los varones– tan grave que ha sido nombrado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las enfermedades psiquiátricas que más afectan a los jóvenes de entre 12 y 16 años.

La manifestación más evidente de esta obsesión es la centralidad que asumen los videojuegos en la vida de los pacientes: casi todos (o todos) los pensamientos y las emociones están vinculados al videojuego. Otros síntomas de la adicción a los videojuegos son la alteración del estado de ánimo –con una alternancia entre estados de euforia y excitación en el momento de jugar y estados de apatía cuando el paciente está lejos de la consola (o del PC)– y el hecho de que, cuando la persona adicta no puede jugar, entra en un estado real de abstinencia gobernado por el mal humor y la irritabilidad.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Yale quisieron ver el motivo de por qué los hombres son más adictos a los videojuegos a través de un estudio basado en una resonancia cerebral publicado en Social Cognitive Affective Neuroscience. La razón por la que los hombres se sienten más atraídos por los videojuegos que las mujeres (y, por lo tanto, son más propensos a desarrollar adicción a los videojuegos) es puramente biológica.

Los investigadores de la Universidad de Yale, capitaneados por Marc Potenza, analizaron a 40 chicas y 68 chicos jóvenes de una media de edad de 21 años mientras jugaban durante media hora a juegos virtuales. La resonancia magnética mostró que, tanto antes como inmediatamente después de jugar, el área cerebral de los hombres asociada con la recompensa estaba mucho más excitada que la de la contraparte femenina. “El juego solicita en el cerebro masculino más activaciones relacionadas con el deseo“, concluye el estudio, “por lo que los hombres son más vulnerables a sufrir adicción a los videojuegos”.

Sin embargo, este no es el único estudio del que se ha hablado. Según un artículo publicado en el diario Wall Street Journal, la corteza prefrontal, la parte del cerebro responsable del manejo de los impulsos e involucrada en los procesos de toma de decisiones, no está completamente desarrollada hasta los 25 años. Por eso es tan difícil “separar” a los niños de su preciada consola. Según Chris Ferguson, psicólogo experto en videojuegos de la Universidad de Stetson (Florida), la sensación de anticipación generada por los videojuegos implica un aumento del 75% de la dopamina (un neurotransmisor que afecta el estado de ánimo), en comparación con los niveles básicos.

*Tema originalmente publicado en la versión italiana de GQ.

También te puede interesar: