REGIONAL / Las redes sociales: contenido que nos persigue toda la vida

EMPRESAS / 12 SEPTIEMBRE 2019 / Las nuevas tecnologías han cambiado la sociedad tal y como la conocemos, entrando en todos los ámbitos de la vida, tanto personal como profesional. Una de las consecuencias ha sido la aparición de las famosas redes sociales, utilizada por millones de personas en todo el mundo. Como toda la tecnología, estas redes sociales cuentan con partes buenas y malas, dependiendo del uso que los usuarios le den a esta. Un uso responsable de estas facilitará en gran medida la protección de las personas frente a los numerosos peligros que viven en Internet. De hecho, cada vez son más los usuarios que exponen momentos de su vida sin control alguno.

Esto es lo que se conoce como Oversharing, una sobreexposición de información personal en internet que puede tener consecuencias nefastas para la persona. Por este motivo, muchos usuarios de plataformas de gran relevancia entre el público están optando por cerrar sus cuentas durante un tiempo o de forma indefinida, algo realmente fácil de hacer, como podemos leer aquí. Sin embargo, aquellos que deseen mantener su perfil en redes sociales deben tener en cuenta que la publicación de determinadas fotos o comentarios no solo afectarán a la vida personal sino también a la profesional, pues la imagen dada en redes será determinante.

Hoy en día, a la hora de conseguir un trabajo, los encargados de la selección suelen buscar a los candidatos en las diferentes redes sociales para averiguar qué tipo de personas son. Un ejemplo de ello es la publicación de imágenes bebiendo, lo que puede ofrecer una imagen desafortunada al entrevistador. Por este motivo, son cada vez más los usuarios arrepentidos de publicar imágenes, videos o comentarios determinados en alguna red social. Además, afirman que las políticas de privacidad y seguridad de sus datos personales no son totalmente claras y entendibles para gran parte de la población, lo que pone en riesgo la situación del usuario.

No obstante, los más afectados por los riesgos de las redes sociales son los menores. Cada vez empiezan más jóvenes a interactuar en estas plataformas, ya que los controles para verificar la edad mínima establecida son realmente fáciles de engañar. Esto lleva a una peligrosa adicción a redes sociales, las cuales han cambiado la forma de relacionarse. Sin ir más lejos, en estos meses de 2019 cerca de 748 jóvenes madrileños se han visto obligadas a recibir tratamiento psicológico para superar esta adicción. Y es que el uso abusivo de estas plataformas online puede derivar en la aparición de estrés, sensación de soledad, depresión y baja autoestima.

Como ya hemos mencionado, es importante poner unos límites en cuanto a publicaciones, pues ese contenido va a acompañarnos durante el resto de nuestra vida. Sin embargo, son especialmente útiles para las distintas empresas o trabajadores que buscan lanzar su producto a un mayor número de individuos. Para ello, es preciso crear y adaptar un contenido convincente que atraiga a los usuarios. Lo más importante en estos casos es ser breve, pero sin perder la esencia que caracteriza al creador de la cuenta. Ante todo, hay que tener en cuenta que las redes sociales no son malas, sino que están influidas por el uso que la sociedad hace de ellas.