¿Sabes cómo enseñar a tus hijos a manejar las redes sociales? Aquí

La especialista Marian Rojas Estapé, reflexiona y cuestiona a los padres sobre como la educación emocional ayuda a saber manejar la superficialidad de las redes sociales.

Marian Rojas Estapé es una psiquiatra española especializada en temas de felicidad, gestión del estrés, conciliación de vida personal y laboral, familia, adolescencia y pareja. Precisamente en su canal de YouTube publica estractos de sus conferecias, en donde hace reflexionar a padres de familia sobre la educación y relación emocional de los hijos con las redes sociales.

En el video “Cómo educar para que le pasen cosas buenas a tus hijos, por Marian Rojas Estapé” el cual tiene más de 680 mil reproducciones, la especialista hace hincapié en que la redes sociales sino son bien manejadas, tiene efectos en el resto de la vida de los niños.

Las redes sociales fueron diseñadas para ser adictivas, fueron diseñadas para crear este sentimiento de bienestar en nuestra mente”, asegura la especialista “cada vez que yo recibo un like tengo en el cerebro un microchispaso de dopamina” explica.

 

Cada vez que yo recibo un like tengo en el cerebro un microchispaso de dopamina”

Marian Rojas Estapé, psiquiatra

LA CREACIÓN DE LA TECNOLOGÍA

De acuerdo a la charla, Rojas reconoce la importancia de las redes sociales para el contacto humano, sin embargo advierte sobre el trasfondo de estas, sino son bien manejadas.

“Las redes sociales, la tecnología, el internet fueron creadas para acercarnos a las personas, para que nuestras vidas fueran más eficientes para comunicarnos mejor y sigan siendo una enorme y buenísima herramienta, pero el día de hoy el internet y la tecnología está al servicio de las grandes empresas tecnológicas a las que no les importa la educación de nuestros hijos, que no le importa que mi hijo esté 20 horas jugando o metido en Instagram”, platicó.

 

ESPECIAL

CRISIS DE IDENTIDAD Y REDES SOCIALES

De acuerdo a la experta, los conflictos emocionales y psicológicos que pasan los adolescentes se ve ligado al consumo de las redes sociales, precisamente al buscar una vía de escape.

“Nuestros hijos, ¿Cuándo toman el teléfono? cuando tienen una crisis de identidad, cuando se aburren, cuando se estresan. Todo niño tiene un momento en su infancia o su adolescencia, todos lo hemos vivido, en el cual tienes como una crisis de identidad, crisis personal en donde no te gusta el cambio, donde las chicas o chicos no te hacen caso tus amigas están raras te peleas con todo el mundo”, asegura.

“la vida no me llenaba donde yo no era del todo feliz, y mi cerebro busca una vía de escape, ¿por qué es tan importante esa vía de escape de la juventud? porque en el cerebro se queda grabada y cuando yo sea mayor y a los 40 años, tenga un problema de pareja me esté separando tenga un problema en el trabajo o serio, mi cerebro me recordará cual era mi vía de escape de la infancia si es el alcohol, si son las drogas, por eso los psiquiatras sabemos que cuando ha habido una adicción muy potente en la infancia o juventud, el cerebro te la va recordando toda la vida hoy insisto en esto porque los niños cuando son pequeños a los 8, 11 años buscan algo que les alivie ese malestar interior, ese cambio tan importante hormonal, físico, psicológico y buscan esa vía de escape fácil que les alivia a superar ese tema”, resaltó la especialista.

Mi cerebro me recordará cual era mi vía de escape de la infancia si es el alcohol, si son las drogas”.

Marian Rojas Estapé, psiquiatra

“Esa vía de escape es rápida, les alivia, pero genera una nula tolerancia a la frustración”, agregó.

Uno de los consejos de la especialista es sobre educar a los menores sobre el exceso de la información y como manejarla, con ello sabrán a filtrar lo positivo o negativo de las redes sociales.

“Es importante ser conscientes de que tenemos que formar a nuestros hijos, que tenemos que enseñarlos a filtrar y que tenemos que enseñarlos a prestar atención en un siglo donde estamos hiperestimulados, donde a veces no somos capaces de gestionar esta estimulación esto produce un aumento de la ansiedad, y frenamos el asombro”, aseguró.

“No perder las ganas de aprender. Enseñemos a nuestros hijos a pasar tiempo de calidad con ellos en la vida real, es lo que ellos más desean, cuando tu estás con tu hijo cuando juegas con él, le dedicas tiempo, lo escuchas tienes experiencias en la naturaleza en el deporte generas oxitocina, que es la hormona del vínculo del amor, es la hormona que baja el estrés, es la que hace que nuestro interior se refuerce el sistema inmunológico”

TRES IDEAS QUE PUEDEN AYUDAR

La especialista sugiere tres pasos que ayudarán a la educación de los niños y adolescentes para enfrentar las situaciones cotidianas en su exposición en redes sociales.

Empieza sugiriendo que “como padres quitar las notificaciones del teléfono, yo domino mi dispositivo y mi hijo lo va a ver, porque si mi hijo ve que soy adicto nosotros no podemos pretender que nuestros hijos hagan cosas que nosotros no hacemos, si yo necesito algo del teléfono yo me meto”

Como segunda opción pide que los padres desinstalen, la red social en la que más tiempo invierten. “quitemos la red social más activa que tengamos, porque hay un vacío posterior cuando la usamos. De esta manera yo le voy a poder explicar a mi hijo el efecto y nada une más a los hijos y a los padres que cuando compartimos experiencias sobre temas que nos preocupan”

Y como tercera opción poner en modo avión los dispositivos, debido a que los hijos perciben si se les pone o no la atención cuando se está compatiendo tiempo. “Mi hijo percibe sensación de abandono que hay otra prioridad, hay pocos piropos en esta vida como el de cuando estás con es apersona el mundo se para porque toda tu atención está puesta en ella, tenemos que volver a ese piropo.

“Que nuestros hijos noten que cuando estamos con ellos delante, sólo nos importan; que somos capaces de bloquear el resto porque ellos son lo más importante de nuestra vida” insistió.