Uno de cada cuatro niños y adolescentes es dependiente de los móviles, resultando en problemas de ansiedad y adicción

Con la llegada de la tecnología a nuestras vidas y su creciente uso en el día a día, en los últimos años se han realizado diversos estudios en los que se analiza el impacto que tiene, particularmente en el desarrollo de niños y adolescentes.

Si bien sabemos que un uso excesivo puede ocasionar problemas en su desarrollo, de acuerdo con un metaanálisis reciente, uno de cada cuatro niños y adolescentes es dependiente de los móviles, al grado de mostrar síntomas de ansiedad y adicción a ellos.

Publicado en la revista BMC Psychiatry, esta investigación realizada por la universidad pública de investigación King’s College de Londres, consistió en un metaanálisis de 41 estudios, con la finalidad de examinar la prevalencia del uso problemático de los smartphones y cuantificar la asociación que tenía con problemas de salud mental.

El uso frecuente de las redes sociales puede afectar la salud mental y emocional de las adolescentes

Este metaanálisis incluyó 41 estudios con información de 41.871 niños, adolescentes y adultos jóvenes. Del total de estudios, 30 habían sido realizados en Asia, nueve en Europa y dos en América.

De ellos, el 55% de los participantes eran mujeres y se encontró que aquellas mujeres cuyas edades iban de los 17 a los 19 años eran las que tenían mayores probabilidades de hacer un “uso problemático de smartphones”.

Para la investigación, con “uso problemático de smartphones” se refieren a cualquier comportamiento relacionado con los smartphones que presenta síntomas de adicción, como sentir pánico o molestia cuando su móvil no está disponible, tener problemas para controlar el tiempo de uso y usar el móvil en detrimento de otras actividades agradables.

Al investigar el vínculo que había entre este tipo de uso que se le daba a los móviles y la salud mental, encontraron que diversos estudios mostraban una asociación constante con problemas de depresión, ansiedad, estrés, mala calidad del sueño y bajos rendimiento escolar.

Ninos Movil

Como lo hemos dicho en ocasiones anteriores, si bien los niños pequeños no deberían tener un smartphone o tablet como juguete, tampoco se trata de satanizar los móviles o tablets, sino desde temprana edad enseñarles un uso responsable, pues cuando son bien utilizados, pueden resultar útiles.

Abusar del "tiempo de pantalla" afectaría la inteligencia de los niños, ¿estamos cuidando su uso?

Si desde sus primeros contactos con la tecnología seguimos ciertas claves para darles un buen uso y controlar el tiempo de uso así como los contenidos, ellos podrán continuar dándoles un uso responsable y medido, logrando evitar o reducir la posibilidad de presentar los problemas que tantos estudios han encontrado cuando se hace un uso excesivo de estas tecnologías.

Recordemos que la adolescencia es la etapa en la que comienzan a aparecer los primeros síntomas de trastornos mentales, por lo que debemos estar atentos al uso de móviles y tablets, así como fomentar otras actividades como el ejercicio o un buen descanso, que son particularmente importantes en esta etapa.

Evitar que nuestros hijos sean dependientes de los móviles es algo que depende de nosotros y en lo que podemos trabajar desde temprana edad y que no debemos tomar a la ligera.

Fotos | iStock
Vía | BBC
En Bebés y más | Los adolescentes que pasan más de tres horas diarias en las redes sociales son más propensos a la ansiedad y la depresión, Cinco claves para controlar el uso de móviles y tablets por parte de los niños