Uno de cada dos adolescentes pasó un feo momento en internet

Cuando se dice que internet es un mundo de posibilidades, se habla tanto de lo positivo y beneficioso para quienes saben cómo aprovecharlo, como también de lo negativo para alguien que no conoce los peligros constantes que existen. Para dimensionarlo de la mejor forma, nada mejor que números. Según un estudio de UNICEF y Google, la mitad de los adolescentes argentinos aseguró haber vivido una situación negativa en internet y dos de cada diez admitió haber estado expuesto a material inadecuado.

Casi 600 chicos y chicas (de entre 13 y 19 años) de todo el país respondieron a una encuesta anónima que arrojó ese dato preocupante (que puede referir a ciberacoso, ciberbullying, recibir material inapropiado, entre otros). En una edición pasada de Cooltura, explicamos que el primer antídoto ante los peligros de internet es la información de los adultos y el diálogo. Hubo una generalidad entre los encuestados que manifestaron que los más grandes desconocen sobre internet, que sus familiares deberían intervenir más en estos asuntos y que los docentes en las escuelas tampoco hacen lo suficiente para acompañarlos.

Este es el contrapunto de otra encuesta realizada por Google, en este caso con los adultos (400 madres y padres y 200 docentes). Un 65% de los maestros aseguró tener los conocimientos suficientes en seguridad cibernética para poder hablar con sus alumnos. Además seis de cada diez familiares afirmaron que intervienen para mantener a sus hijos seguros frente a la pantalla.

Lo importante es que los jóvenes están conscientes de los riesgos, porque un 69% del total quiere recibir una capacitación de seguridad en internet, ya sea en la escuela o en su hogar.

En donde sí hubo una coincidencia entre la encuesta a adultos y adolescentes fue que el acoso cibernético es el principal foco de preocupación, dentro de los peligros propios de navegar por internet. Estar bien informados sobre las características y alcance de las distintas apps, programas y redes sociales es un tema que preocupa muy poco en ambos rangos etarios.

Otro dato interesante que brindó el estudio es que a los niños en Argentina se le da el primer celular a una edad promedio de 9,1 años. Esa es la cifra más baja de la región. En la mitad de los casos consultados, pidieron el dispositivo a los siete años o menos. Consultados por el motivo por el cual consintieron a sus hijos, los padres afirmaron que favorecer el entretenimiento (26%) y logística y seguridad (23%) son las principales causas.

Cuando se dice que internet es un mundo de posibilidades, se habla tanto de lo positivo y beneficioso para quienes saben cómo aprovecharlo, como también de lo negativo para alguien que no conoce los peligros constantes que existen. Para dimensionarlo de la mejor forma, nada mejor que números. Según un estudio de UNICEF y Google, la mitad de los adolescentes argentinos aseguró haber vivido una situación negativa en internet y dos de cada diez admitió haber estado expuesto a material inadecuado.

Casi 600 chicos y chicas (de entre 13 y 19 años) de todo el país respondieron a una encuesta anónima que arrojó ese dato preocupante (que puede referir a ciberacoso, ciberbullying, recibir material inapropiado, entre otros). En una edición pasada de Cooltura, explicamos que el primer antídoto ante los peligros de internet es la información de los adultos y el diálogo. Hubo una generalidad entre los encuestados que manifestaron que los más grandes desconocen sobre internet, que sus familiares deberían intervenir más en estos asuntos y que los docentes en las escuelas tampoco hacen lo suficiente para acompañarlos.

Este es el contrapunto de otra encuesta realizada por Google, en este caso con los adultos (400 madres y padres y 200 docentes). Un 65% de los maestros aseguró tener los conocimientos suficientes en seguridad cibernética para poder hablar con sus alumnos. Además seis de cada diez familiares afirmaron que intervienen para mantener a sus hijos seguros frente a la pantalla.

Lo importante es que los jóvenes están conscientes de los riesgos, porque un 69% del total quiere recibir una capacitación de seguridad en internet, ya sea en la escuela o en su hogar.

En donde sí hubo una coincidencia entre la encuesta a adultos y adolescentes fue que el acoso cibernético es el principal foco de preocupación, dentro de los peligros propios de navegar por internet. Estar bien informados sobre las características y alcance de las distintas apps, programas y redes sociales es un tema que preocupa muy poco en ambos rangos etarios.

Otro dato interesante que brindó el estudio es que a los niños en Argentina se le da el primer celular a una edad promedio de 9,1 años. Esa es la cifra más baja de la región. En la mitad de los casos consultados, pidieron el dispositivo a los siete años o menos. Consultados por el motivo por el cual consintieron a sus hijos, los padres afirmaron que favorecer el entretenimiento (26%) y logística y seguridad (23%) son las principales causas.